viernes, 29 de junio de 2007

Una denuncia policial del año 1909

Diganmé lo que quieran, pero esto es altísima literatura.


(Este documento del cual se realiza la transcripción textual, fue encontrado en el Archivo de una Jefatura Policial del Norte de la Provincia de Santa fé por el Dr. José R. Bergallo, quien la publicó en su libro “Cuentos del Juzgado. Retrato del norte santafesino.” en 1943 (Ediciones Anaconda). Posteriormente la publicó la editorial La Ley en 1982. Tambien supo ser publicada en La Balanza, Mendoza
……………………………………………………………………………………….......


Carátula: Denuncia de Angelina Soleres contra Bonifacio Estrella acusándolo de haber abusado de ella y sus hijas.

El día de hoy, quinse de Enero de mil nuevesientos nueve, se presenta ante mí MARCOS ANDRADE, comisario de policía de Las Flores, una mujer que dijo venía a levantar una denuncia; y la que respondiendo a las preguntas que le hise, contestó llamarse ANGELINA SOLERES, viuda (No se sabe de quién), santiagueña, de traintaiocho años de edá, quién vive en una casa blanqueada de verde que ay del otro lado de la Estación, en el camino que va al matadero. Después de eso le pase la palabra a ella y dijo: Que la primera vez, se casó con Francisco Carreño, de quien tubo dos hijas, la Micaila y la Dolores, de diesiocho y quinse años cadauna; que eran muy felises, pero que un dia él se fué a trabajar a las cosechas, y como estubo cuatro años sin volver a las casas, ni dar señales de vida, ella creyéndolo muerto, se volvió a casar con Casimiro Reyes, de quien tubo otos tres hijos más. Que no sabe porque causas Reyes también la abandonó hase ya mucho tiempo, y como no está segura si sus dos maridos son muertos o no, es que no sabe de cual de ellos es viuda. Que hase un año, se conoció con Bonifacio Estrella, loguista del tren quien quiso casarse enseguida con ella, pero la dicente, de miedo a que le pasara lo mismo que con los otros dos maridos, no le dió el sí y sólo acetó vivir arrimada con él, pero guardándole el rispeto como si se tratara de un esposo dendeveras. Que Estrella se portó bien al principio, era cariñoso con sus hijos y corría con todos los gastos de la casa. Pero muy pronto la dicente se dió cuenta que entre él y su hija la Micáela algo abía, y no estudo desacertada, porque cuando aclaró las cosas resultó que ya su hija estaba gruesa de tres meses, y que el seductor era su propio marido. Que por supuesto, ubo un gran barullo entre ellos, pero como ya se abian acostumbrado a vivir todos juntos, arreglaron las cosas de modo, que Estrella siguiera viviendo en la casa, pero como marido de la Micáila ¡con la dicente, ni ablarce! Claro que ella sentía perder un marido joven y con empleo, como Estrella, pero después de lo que abía pasáo. ¡qué más iba acer!. Que la dicente le entregó a la pareja su cama de matrimonio. y ella se fué a dormir al catre que antes usaba la Micáila. Que las cosas siguieron bien un tiempo no más, porque el cartero Fructuoso Gomes, al verla libre a la dicente, empezó a festejarla, pero al enterarse Estrella de esos amores, le proivió a Gomes que llegara a las casas, alegando que mientras él sostuviera a la familia, él mandava. Que la dicente reconoce que Estrella tiene razón en parte, pero que ella también la tiene porque ya que él la dejó por su hija, no puede proivile que ella busque la felicidad al lao de otro ombre. Que a pesar de sus protestas Estrella se impuso y la dicente le iso caso, porque comprendìa que a pesar de sus caprichos, el ombre no es malo del todo. Que cuando despué de tantas desilusiones, ella pensaba rinunciar a los ombres, buscando la felicidá que le falta en el nieto que la Micáila está por darle, resulta que Estrella se le manda mudar de la casa llevándose la otra hija –la Dolores- de quinse años de edá y que de yapa es medio sonsa, porque sino no se esplica como puede aberse ido con un hombre así. Que si la dicente stuviera en otras condiciones, no pediría nada, pero que se ve obligada a dar ese paso teniendo en cuenta que depué de lo ocurrido es muy dificil encontrar otro ombre que se quiera acer cargo de la familia. Que por eso presenta esta denuncia, pidiendo a la autoridá que le hagan justicia, obligándolo al Estrella a volver a la casa, y a que se case con cualquiera de sus hijas, así se siente mas obligado a cumplir sus compromisos. Y que si él no quiere casarse con las muchachas, la dicente a pesar del resentemiento que le guarda, todavía está dispuesta a sacrificarse, casándose con él, nada mas que pa salvar el buen nombre de a familia. Oido todo lo que ha dicho, di por terminada la denuncia, firmando la dicente conmigo y los testigos Don Frilán Sombra, mas conocido por el rengo Sombra y el peluquero Vitorio Abalos, vecino de esta comisaría y ombre de toda mi confianza. Firmado Angelina Soleres-Marcos Andrade-Vitorio Abalos-Froilán Sombra.

Nuembrase al sargente Feliciano Troncoso para que pida prestados un par de caballos y en cuanto pueda salga atrá de la pareja y la agarre ande la alle. Firmado Marcos Andrade.

Las Flores, vainticinco de Enero de mil nuevecientonueve. Abiendo vuelto el sargento Troncoso, trayendo presa a la pareja que se disparó, resuelvo qe se presienten a mi presencia enseguida pa tomarles diclaración. Firmado Marcos Andrade
Un rato mas tarde la ago trair ami escritorio a la menor Dolores Carreño que está detenida por aberse mandado a mudar con el marido de su hermana, y la que abiendo prometido que contaría todo lo que a susedido, empese por preguntarle cuantos años tenía y las demás cosas que se le preguntan a las personas que cáin presas, contestando: llamarse como ya lo dijo al emprinsipiar, hija de su madre doña Angelina Soleres, santiagueña tambièn como toda la familia, no tiene mas que quinse años, y no sabe escribir cartas ni leerlas. El suscrito cree en su obligaciòn dejar constancia, que la muchacha está bien desarroyada, y que a pesar de la edá que confiesa, ya es una mujercita y buena. Preguntada: para que diga si sabe por que a cáido presa, contesta que sabe que la an tomao por aberse fugado con Bonifacio Estrella. Preguntada: para que cuente todo lo que aya pasao, contesta: que ella lo quiso a Estrella desde que lo conosió, y que el le correspondió enseguida, pero como ella era algo chica todavía, y él tenìa compromisos con su madre y con su hermana Micáila, resolvieron esperar, que hace una semana se pusieron de acuerdo porfin y se dispararon juntos: Que en esa semana Estrella la ha provado como mujer y está muy conforme con ella y que sinó le quieren creer se lo pregunten a él. Preguntada: para que diga si está arrepentida o no de mal paso que ha dao, contesta: que no se arripiente de nada, que Estrella ya ha cumplido bien con su madre y con su hermana y bastante que a devido esperar, mientras él las atendía a ellas antes que a la dicente y que lo justo es que aura se lo dejen a ella siquiera por un tiempo para que él pueda conoserla mejor y que después elija con quien quiere quedarse, que su madre a echo esta denuncia sólo por envidia y que no quiere desir otras cosas peores pa que la gente no able. Ante la repentina salida de la muchacha termino con ella y firmamos los dos con los mismos testigos que usé la primera vez. Firmado Dolores Carreño-Marcos Andrade-Froilá Sombre-Vitorio Abalos.

Despué lo ago pasar al acusado que fué tomado preso junto con la mujer que se abía disparao con él y como el ombre me promete decir la verdá de todo, emprincipié por preguntarle quien era, contestándome en presencia mía y del sargento Troncoso, que no me dejará mentir: llamarse BONIFACIO ESTRELLA, santafesino como de veinticinco años, casado, bien parecido y bien empleado del ferrocarril, sabe que lo emos agarrao por lo que ha hecho y se pone a disposición de esta autoridá. Preguntado: para que cuente como han pasado las cosas, contesta: que lo unico que ha echo es fugarse con la Dolores porque la quiere y ella le corresponde. Preguntado: cuantos dias a vivido con la menor, contesta que seis. Preguntado: si de noche dormían juntos, contesta que por supesto y que de no, pa que se iba a disparar con ella. Preguntado si antes vivía con la Micáila Carreño contesta que es verdá que ella está por tener un hijo del dicente, y que él la quiere mucho también porque la muchacha es buena y no se abría animado a meterlo en este enrriedo sino que es la madre la que a echo todo este barullo, enojada porque al principio el dicente vivía con ella y despué la dejó. Preguntado por qué causas la dejó, contesta: que porque las hijas eran mejores que la madre. Preguntado: si le ha dado palabra de casamiento a alguna de ellas contesta que no, porque el dicente ya está casado con Raimunda Bustos, pero que si su mujer se muere pronto, como tiene la esperansa, porque la pobre hace mucho tiempo que está enferma, entonses talvé pueda cumplir con la Dolores o con la Micáila aunque sea pero ¿con la vieja? ¡nunca! Preguntado: Si su esposa conosía sus relaciones con las Carreños contesta: que sabìa todo, pero que como el dicente cumple con sus obligaciones de esposo y no tiene ningún vicio, antes que ande chupando o jugando en los boliches, su mujer le permite que tenga estas distrasiones afuera de la casa, pues como es una mujer sensata, comprende que estando ella siempre enferma. Y siendo el dicente un ombre joven y sano, tiene que tener sus tentasiones. Preguntado: si no se le a olvidao desir alguna otra cosa contesta: que quiere desir ante la autoridá que no se siente culpable de nada, ya que si bien reconoce que ha echo vida marital con la Angelina Soleres y sus dos hijas, también es cierto que el sostenìa a toda la familia con su trabajo, y entonses lo justo era que ellas le pagaran de alguna forma el servicio que les acía. Y como ya se ha hecho tarde y no tenemos velas en la Comisaría, terminamos con esta otra diclaración; firmando los tres con el sargento porque los testigos que usamos siempre nos an pedido que los dejemos descansar por esta vuelta y les emos dao con el gusto. Firmado Bonifacio Estrella-Marcos Andrade-Feliciano Troncoso.


Las Flores veintiuno de enero de mil nuevecientonueve. Paresiendole al suscrito que la menor Dolores Carreño se ha disparao por su gusto con su sedutor Bonifacio Estrella y que entre ellos se quieren resuelvo largarlos a los dos, ya que viviendo junos no an hecho mal a nadie, pues hay que tener en cuenta que aunque él sea casado, su mujer es enferma y no le sirva pa nada. Pero para que mi concencia quede tranquila voy a mandarle el sumario al mismo Jefe de Policía del Departamento, para que él lo revise y diga si esta bien o no lo echo por mi. Firmado: Marcos Andrade. Las Flores, vaintidos de Enero de mil nuevecientonueve.


Señor Jefe de Policía, Don Liberato Monjes. Mercedes

Querido compadre:
Con el cartero Gómez que va pa Mercedes a comprar ropa y acerse retratar antes de casarse, te mando la denuncia que a levantao en esta Comisaría doña Angelina Soleres, viuda no se sabe de quien, contra Bonifacio Estrella, un buen muchacho que a sido marido de la denunciante y de sus dos hijas la Dolores y la Micáila, pa que revisés el sumario y me digas con toda confianza si esta mal o bien lo que el suscrito a resolvido por su cuenta. Como parece que al tal Estrella le gusta mas la Dolores, que es la mejor de las tres, yo los e dejado en libertá a los dos, porque me parece que nosotros, que alguna ves tambien fuimos potros, no tenemos derecho a estropear la felicidá de naides. Vos aras lo que te paresca, porque pa eso sos el Jefe, pero mirá: pa mi que la vieja a echo la denunsia por despecho no más, después que el mozo la cambió por las hijas. Y por eso me parece que si los dejamos en libertá se an de volver a arreglarse entre ellos otra vez. Es cierto que él a sido marido de todas, pero pensá tamien que el ombre les daba de comer, y no era justo que las tres comieron a su costilla y de arriba no má. Total: que si lo metemos preso a él, ellas se van a acomodar con el primer prójimo qe se arrime a pararles la olla y entonces, antes que anden cambiando de monta, me parece que lo mejor es dejar las cosas como están, así ellas siguen viviendo con Estrella no más. ¿Qué decís vos? Escribime. Tu compadre. Firmado: Marcos Andrade, Comisario de Las Flores.


Jefatura de Policía Mercedes, Enero venticuatro de mil nuevecientosnueve. Por recivido. Pase a resolución del Señor Jefe de Policía. Firmado: Ambrosio Pintos. Encargado de la Mesa de Entradas.


Mercedes, Enero veintiséis de mil novecientos nueve. Yvisto: El sumario instruido por denuncia de Angelina Soleres, acusando a Bonifacio Estrella de haber abusado de ella y de sus dos hijas, y Considerando: Que tanto la denunciante como sus hijas, son tres las mujeres en estado de merecer, las que ya deben saber lo que les conviene, puesto que han vivido muy a gusto con el acusado, mientras él les daba de comer, y sólo se quejan ahora cuando él, cansado de sostener la familia, abandona a dos para quedarse con una sola, lo que me parece muy bien hecho, puesto que a según como se mire el asunto, el abuso es mas de ellas que de él. RESUELVO: Aprovar el proceder del Comisario de Las Flores, don Marcos Andrade, y disponer el archivo de esas actuaciones. A ruego del Señor Jefe de Policía, Don Liberato Monjes por no saber hacerlo. Firmado: Emilio Sánchez, Secretario y Comisario de órdenes.

22 comentarios:

ElTeta dijo...

ya es una mujercita y buena.

Hay costumbres que nunca se debieron haber perdido.

Baterflai dijo...

Genial.
Genialísimo.
Gracias por haberlo colgado acá.

Tengo un par de textos de la la Revista de Psiquiatría, que fundó José Ingenieros, más o menos de la misma fecha, que si puedo digitalizar, te paso.
Por el momento mañana me toca ir a la biblioteca del Congreso a pasar uno, ni bien termine, sale.

=)

Weltklang dijo...

Es un documento historico! Me asombra que el vocabulario policial haya cambiado tan poco en 98 años. Y también es asombrosa la precisión leguleya del comisario.

slds
W

SOL dijo...

Deja que me termine de reir, y te escribo un comentario coherente.
Saludos 1000.

pal dijo...

Este es el orígen histórico de la "pensión Soto: casa, comida y poto"... mira tú por dónde, en Argentina... mira tú...

pal dijo...

Ah! claro, poto= culo...

El Angel Gris dijo...

Pal, En Mendoza, sabemos muy ben, que es un poto, es mas, hacemos un culto al respecto.

Cristina Daae dijo...

"A ruego del Señor Jefe de Policía, Don Liberato Monjes por no saber hacerlo. Firmado: Emilio Sánchez, Secretario y Comisario de órdenes."
Esto tampoco cambió demasiado...

elerlich dijo...

Y como ya se ha hecho tarde y no tenemos velas en la Comisaría, terminamos con esta otra diclaración; firmando los tres con el sargento porque los testigos que usamos siempre nos an pedido que los dejemos descansar por esta vuelta y les emos dao con el gusto.

¡Qué ganas dan de que fuera apócrifo!

Rabino dijo...

¡Qué maravilla, por dió!

Me gustó lo de "empese por preguntarle cuantos años tenía y las demás cosas que se le preguntan a las personas que cáin presas"

Eso sí que es poder de síntesis.

PatoMusa dijo...

...la dicente a pesar del resentemiento que le guarda, todavía está dispuesta a sacrificarse, casándose con él, nada mas que pa salvar el buen nombre de a familia.
Eso! lomaz inportante es que los becino no ablen mal de uno.

Jua!

Toro dijo...

fueron, son y serán: cabecitas negras

(?)

Nada che, uno es zurdo, pero es respetuoso de las culturas ajenas, por eso me mimetizo con el dueño de casa!

Lalodelce dijo...

... contestó llamarse ANGELINA SOLERES, viuda (No se sabe de quién), santiagueña, de traintaiocho años de edá, quién vive en una casa blanqueada de verde que ay del otro lado de la Estación, en el camino que va al matadero.

98 años mas tarde, pero los datos se parecen sospechosamente a los míos; solo que mi casa está blanqueada de azul

Fernando Bernini dijo...

jaja...
no se que decirte
esta muy bueno!

Voy a seguir conociendo tu página, te cuento que soy Fernando... te encontré en el blog de LA Canoura....

Si querés, visitá mi blog: www.fernandobernini.blogspot.com

**Sonia** dijo...

Decime, "Aprovar", también estaba escrito así?.
Además de todos los epítetos que se me ocurren, les quedaría justo el de analfabestias.

El Angel Gris dijo...

Sonia: ¿Vos leiste todo el post?

**Sonia** dijo...

Pichón: leí todo el post y me reí mucho. Me dió lástima y vergüencita ajena, también.

Explicación de mi comentario: después de tantas incoherencias, horrores gramaticales y ortográficos, me pareció cómico hacer como que había descubierto UN SOLO error de ortografía. Como si la analfabestia fuese yo.

Hay que explicar todo! No se puede poner una puntita de humor que no te lo entienden! Qué frustración!

Ginger dijo...

¿Te das cuenta que las cosas más divertidas siempre pasan en el norte de la provincia de Santa Fe?.

El Angel Gris dijo...

Perdón por no entenderla. Me encantó lo de pichón, te salió la Sra. gorda.

Anónimo dijo...

jajaja....la cana nunca cambio
che te felicito la pagina esta buena...
pd:soy el gurka

pal dijo...

(se nota que es el Gurka el de arriba, no comentó nada de la ortografía...)

Laura dijo...

"Ivisto"
Mortal. Creo, con todo respeto, que se voy a chorear el post entero.
Saludos