miércoles, 16 de enero de 2008

HABÍA UNA VEZ


Las mejores vacaciones del mundo son aquellas en las que uno puede pescar, comer asados, leer y escribir. En estás vacaciones que estamos abandonando hoy, mi pequeña, pudo hacer todo eso.

La semilla plantada oportunamente, va germinando.


El cuento no tiene nombre.

HABÍA UNA VEZ
UN DINOSAURIO TAN TEROTAN GÜENO
QUE PELIO CONRTA UN DINOSAURIO
MUIMALO PEROMUIMALO
QUE RELLO QUE LOABÍA MATADO
PERO CCACI ENTONCES AL MALO
CELE CALLO UN ARBOL EN CIMA
Y COLORIN COLORADO ESTE CUEN
TO CEACABADO"

(Aída, Verano del 2008 en Claromecó)

5 comentarios:

Guty dijo...

Muy linda la angelita. Quiero un megapost con todos los cuentos!!

ElTeta dijo...

Mandale un beso urgente a esa pendeja!

El Pragmático dijo...

Para cuando la recopilación de cuentos? Aunque sea en formato digital, muy lindo.
Tiene vocación de escritora.
Nos vemos en algunas horas!

elerlich dijo...

¡Aguante la Aída!
(Va con un beso de Raisa)

Tía Ganga dijo...

cuánta tierna bestialidad

el misógino de mi sobrino dibujó dos monstruos peleando, uno de los cuales tenia una caja de bombones en una mano y en la otra un tulipán, y el otro decia, refiriendose al de los bombones: "hay, lla se enamoro, qué papa frita ya no ba a poder peliar!" SIC

para comérselos a besos a esos animalitos